La importancia de la comprensión lectora en el aprendizaje.

Home > Content > La importancia de la comprensión lectora en el aprendizaje.

Por André Barrera Tamayo

El aprendizaje es un proceso que se logra a través de un sin número de formas. Cuando niños, aprendemos con el ejemplo de nuestros padres, hermanos o amigos o a base de la experimentación y la curiosidad que caracteriza esta etapa. Mientras más crecemos, los procesos de aprendizaje también evolucionan junto con nosotros para ser más útiles y eficaces.

La lectura es, sin duda, uno de los procesos de aprendizaje que nos acompaña desde la infancia –con un libro de cuentos, una novela infantil o una fábula- hasta la adultez. Leer es sinónimo de cultura, de conocimiento y de enriquecimiento; es una actividad que a muchos les trae tranquilidad y que se recomienda hacer con bastante frecuencia.

Pero, el aprendizaje no ocurre sólo con pasar páginas y páginas de libros, sino que debe existir una comprensión completa del contenido para que realmente haya un aprendizaje nuevo. Así, la comprensión lectora supone una de las herramientas más básicas e importantes para el ser humano a lo largo de su proceso de aprendizaje, sobre todo, en su desempeño académico y profesional.

Leer un texto no es recorrer palabras con la mirada, es tomar las palabras, decodificarlas en la mente, analizarlas, comprenderlas y codificarlas nuevamente. Los textos muchas veces ofrecen más de lo que solemos obtener, es por eso que el desarrollo de la comprensión lectora juega un papel crucial pues mientras más y mejor se comprenda, más y mejor se practicará y se expondrá.

Quién no recuerda los textos breves en los libros de la primaria que venían acompañados de preguntas de comprensión lectora: ¿quién es el personaje tal?,

¿cuál es el conflicto de la narración?, ¿cuál es el desenlace?, etc. Nos empujaban a ver más allá, a tomar la información y sacarle todo el jugo posible y con el paso de los años, el empujón es cada vez más fuerte: los textos se hacen cada vez más largos, las preguntas aumentan o se vuelven síntesis, mapas conceptuales o cualquier tipo de organizador gráfico; los textos se vuelven más técnicos, más controversiales, con léxico más complejo e ideas más desarrolladas. Es aquí cuando la comprensión lectora facilita al lector la tarea. Sin ella, el lector leería de forma vacía, leería sin leer, sin recibir un contenido o haciendo una lectura meramente superficial.

¿De qué sirve una lectura si no se entiende? Aunque se lea mil veces, si no hay una concentración y un proceso de comprensión de por medio, entonces no dejará nada al lector o mejor dicho, el lector no encontrará nada en la lectura. Las palabras no se hicieron para leerse, se leen para comprenderse. Se imprimen para alcanzar diferentes países, diferentes idiomas, diferentes lectores, diferentes mundos. Considero que comprender significa hacer y enseñar. Tener cualquier tipo de texto en nuestras manos supone un poder que se desencadena cuando entendemos verdaderamente las palabras que hay en él. Comprender un texto es hacerlo nuestro para poder aplicar los nuevos conocimientos que nos brinda. Comprender es aprender, y qué mejor forma que aprender leyendo.

 

 

Gómez palomino, j. (2011). Comprensión lectora y rendimiento escolar: una ruta para mejorar la comunicación. Recuperado de https://dialnetdialnet.unirioja.es

Madero Suárez, i. M. (2013). El proceso de comprensión lectora en alumnos de tercero de secundaria. Recuperado en julio de 2020, de https://www.redalyc.org/pdf/140/14025581006.pdf

Contáctanos

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.